91-6 44 96 68 info@dentaltapias.es

Cuidados básicos

Problemas odontológicos

Los problemas y enfermedades odonto-estomatológicas más frecuentes debidos a una incorrecta e insuficiente higiene bucodental son la formación de sarro y placas bacterianas, halitosis, caries, gingivitis, periodontitis y cáncer de boca.

El mejor modo de prevenirlas es una buena higiene bucodental y revisiones periódicas al odontólogo al menos un par de veces al año.  También es importante el control de los alimentos que comemos,  especialmente aquellos que tienen un alto contenido de azúcares,  sacarosa o glucosa que propician la caries dental.

En una buena higiene dental deberíamos adoptar una serie de hábitos, como el cepillado, limpieza con hilo dental, enjuagues y revisiones periódicas.

El cepillado

cepillado dental

Model.

El cepillado es una de las costumbres mas importantes que deberíamos tener. Pero esta ha de hacerse de una manera correcta, y en periodos concretos de nuestra vida diaria. Debe realizarse después de cada comida,  de la toma de bebidas muy azucaradas, o del consumo de golosinas o aperitivos.  Pero el momento mas importante es el que debe realizarse justo después de la cena o ultima toma de alimentos, justo antes de irse a dormir.

Sin embargo, un cepillado excesivo puede producir un temprano desgaste del esmalte.

También puede ser aconsejable cepillarse antes de la comida para reducir la placa bacteriana. Se recomienda cepillarse los dientes por un tiempo de tres a cinco minutos; es decir, diez cepilladas por cada dos dientes. Se debe utilizar un cepillo de dureza mediana, de cerdas y mango recto y con un pasta dental que contenga triclosan. Es importante recalcar que el odontólogo es quien debe valorar cómo debe ser la higiene oral de cada paciente de acuerdo con sus necesidades.

El cepillado debe realizarse introduciendo los filamentos del cepillo en el espacio que se forma entre las piezas dentales. Se debe también pasar el cepillo por la cara interna de las mejillas, la lengua, el paladar y las encías, si están sanos. Hay llagas que pueden remediarse realizando enjuagues de agua con sal. En caso de observar alguna anomalía hay que acudir al especialista.

Las encías sanas no sangran con el cepillado. Si se observa un sangrado evidente con un cepillado normal, lo probable es que se esté ante un caso de gingivitis. La solución es sencilla: acudir a un odontólogo o estomatólogo para que se realice una buena limpieza del espacio gingivo-dentario, con ultrasonidos. Es recomendable que esta limpieza profesional se efectúe al menos dos veces al año.

La limpieza con hilo dental

hilo dental

Se recomienda también limpiar los espacios interdentarios con seda, al menos una vez al día, usando una parte distinta de la seda para cada espacio. Es rara la imposibilidad de introducir la seda entre las piezas dentales. Si esto ocurriera, debe consultarse con el odontólogo.

Otro problema que puede por una mala higiene dental es la halitosis. El mal olor del aliento puede verse influido por la presencia de caries.

El enjuague

Tras pasar el cepillo y la seda, puede ser conveniente un enjuague con un colutorio, especialmente en caso de gingivitis. Los colutorios con clorhexidina parecen poseer una importante actividad antibacteriana.

Tampoco se recomienda abusar del colutorio; es decir, está especialmente indicado para la eliminación de la placa bacteriana y un mantenimiento periódico, pero abusar de él puede ser totalmente contraproducente para la protección del esmalte dental.

Además los colutorios eliminan todas las bacterias de la boca, tanto las dañinas como las beneficiosas que defienden, por lo que deja vulnerable la boca durante cierto tiempo. Siempre fijarse en que los colutorios no contengan alcohol, ya que se ha demostrado que el abuso de dichos productos inciden en una mayor probabilidad de contraer cáncer bucal.