En el pasado ya hemos hablado del llamado “el músculo más fuerte del cuerpo”. Hoy queremos seguir compartiendo con vosotros información sobre la lengua, algunos de los problemas que puede tener y la forma de prevenirlos.

Hoy hablamos de la lengua roja o lengua de fresa.

¿Qué provoca la lengua roja?

Hay múltiples factores que pueden causar que una lengua sonrosada se convierta en una lengua roja. En algunos casos, la lengua puede adoptar la apariencia de una fresa con puntitos rojos en su superficie.

Alguna de las causas de esta situación pueden ser:

Deficiencias vitamínicas: una deficiencia de ácido fólico y vitamina B-12 puede hacer que la lengua adopte esa apariencia rojiza.

Lengua geográfica: Esta afección, también conocida como glositis migratoria benigna, se caracteriza por parches irregulares en la superficie de la lengua. Estos dan una apariencia similar a un mapa. A veces estos parches tienen un borde blanco alrededor y su patrón en la superficie lingual puede cambiar rápidamente.

Aunque es inofensiva, es importante consultar con tu dentista si esos parches persisten durante más de dos semanas. Una vez que el dentista haya determinado que las rojeces son resultado de una lengua geográfica no se necesita ningún tratamiento.

Lo que si se puede hacer es tomar una serie de precauciones que pueden aliviar las molestias:

  • Eliminar factores irritantes como alcohol, tabaco, alimentos picantes o cítricos.
  • Realizar un correcto cepillado de dientes y lengua.
  • Uso de colutorios con ácido hialurónico que van a ayudar a regenerar las papilas de forma más rápida.
  • Si las molestias son importantes, el médico puede recetar colutorios con anestésico locales o aplicación de corticoides en la zona.

Fiebre escarlatina: las personas que tienen esta infección pueden desarrollar una lengua de fresa. En ese caso hay que visitar al médico lo antes posible si va acompañado de fiebre alta. Esta dolencia se trata con antibiótico.

Síndrome Kawasaki: es una afección que afecta a la piel, la boca y los ganglios linfáticos. Es muy común en niños menores de cinco años. Durante el brote, los niños tienen fiebre muy alta y pueden tener también rojeces e inflamación en manos y pies.

Y ya sabes lo que siempre te recomendamos: en caso de duda o ante los primeros síntomas, consulta a tu médico de confianza.

Pide cita para una primera consulta gratuita







Ver política de privacidad

** RESPONSABLE: Clínica Dental Tapias | *** FINALIDAD: enviarte mis nuevos contenidos y lo que vea que puede interesarte (Nada de SPAM) | *** LEGITIMACIÓN: tu consentimiento (que estás de acuerdo) | DESTINATARIOS: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp fuera de la UE en EEUU. MailChimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. | *** DERECHOS: por supuesto tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.


Pide Cita