Tu actitud crea salud

Al visitar a tu dentista dos veces al año previenes enfermedades y evitas tratamientos más complejos y costosos.

Reduces el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares

Los pacientes con algún tipo de enfermedad en las encías tienen entre un 25 y u 50% más de posibilidades de padecer un trastorno cardiovascular.

Aumentas la calidad y «cantidad de vida

Poder comer de todo, no sufrir por tu boca y lucir una sonrisa sana, forma parte de una vida saludable y de calidad. Esto influye de forma positiva en la esperanza de vida.

 

Disminuyes la gravedad de las enfermedades metabólicas, como la diabetes

La enfermedad periodontal, además de provocar la pérdida de dientes, también puede afectar a la diabetes, perjudicando el control del azúcar en sangre.

 

Permites la detección temprana de enfermedades graves

Visitar periódicamente al dentista permite a los profesionales detectar lesiones malignas o premalignas en la boca y alertarnos así de un problema de salud grave, como puede ser el cáncer oral.

Haces posible una tercera edad plena y saludable

Muchos de los problemas bucales que se achacan a un deterioro natural no son propios de la tercera edad. La falta de dientes o las prótesis mal ajustadas generan problemas de salud que pueden y deben ser detectados y solucionados.

 

Educas en salud y permites el correcto desarrollo bucal en los niños

La visita al dentista cada seis mee desde que se es bebé, contribuye a crear hábitos saludables en la infancia y en la adolescencia. Además, el dentista puede corregir a tiempo problemas dentales que se agravan con la edad.

 

Evitas partos prematuros durante el embarazo

Existe una clara relación entre las enfermedades periodontales y el nacimiento adelantado del bebé. Por esta razón, el cuidado de la salud bucodental durante el embarazo es muy importante para las futuras madres.

Detectas enfermedades renales

Las enfermedades renales pueden ser detectadas en una revisión odontológica ya que, cuando los riñones no funcionan bien, se suele tener mal aliento y un sabor desagradable en la boca.

 

Favoreces un descanso y un sueño más reparador

Controlar el bruxismo, o el hábito de apretar y/o rechinar los dientes, evita dolores de cabeza, contracturas cervicales, tensión, sensibilidad dentaria e insomnio.

 

Información facilitada por COEM

 

 

Pide cita para una primera consulta gratuita








Ver política de privacidad

** RESPONSABLE: Clínica Dental Tapias | *** FINALIDAD: enviarte mis nuevos contenidos y lo que vea que puede interesarte (Nada de SPAM) | *** LEGITIMACIÓN: tu consentimiento (que estás de acuerdo) | DESTINATARIOS: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp fuera de la UE en EEUU. MailChimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. | *** DERECHOS: por supuesto tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

 

Pide Cita